.......................Piensa globalmente y actúa localmente
................................(proverbio altermundista)

martes, 27 de julio de 2010

SIGRE: la basura para debajo de la alfombra...y despedida hasta septiembre




SIGRE, la entidad que en España se dedica a gestionar la eliminación de los medicamentos no utilizados, ha llegado a un acuerdo extrajudicial con las dos entidades -DANIGAL y SOGAMA- que ejecutaban fisicamente a esa eliminación. Este acuerdo pone fin (?) a la polémica que saltó en enero de 2009, cuando se denunció que los restos no valorizables de los medicamentos no se eliminaban por incineración, tal y como estaba prescrito desde 2001, sino que habían terminado en un vertedero en Cerceda (A Coruña), situado cerca de donde DANIGAL y SOGAMA tenían sus plantas.

El contexto es el siguiente; SIGRE, una sociedad dependiente de Farmaindustria, recoge los medicamentos devueltos por los pacientes en las 22.000 farmacias de España; desde ahí se transportan hasta la única planta que trata estos residuos en España, situada en Cerceda (A Coruña), donde hay un gestor autorizado, DANIGAL, una entidad privada que valoriza la fracción posible (plásticos, papel, cartón, vidrio, metal...) y el resto los transfiere a SOGAMA, una entidad pública dependiente de la Xunta de Galicia. Todo esto desde el año 2001.

El contrato entre DANIGAL y SOGAMA, establecía que el residuo no valorizable sería destruido en SOGAMA mediante incineración, con lo que se produciría energía eléctrica, cuadratura del círculo que siempre se expone por los partidarios de las incineradoras, que no gozan precisamente de buena prensa. Pero cuestiones internas de SOGAMA no aclaradas (problemas con los trabajadores, incapacidad técnica de ejecutar esa incineración o cualquier otra razón) han impedido realizar esa incineración, y los restos de los residuos han terminado en un vertedero, lógicamente no autorizado para acoger estos residuos específicos.

Al "enterarse" en 2009 de este incumplimiento, SIGRE presentó una denuncia...que ahora se retira, lo que impide saber:

1. ¿Quien es el culpable real de no incinerar los medicamentos? ¿Quién ha incumplido los términos contractuales?
2. ¿Qué responsabilidad tiene SOGAMA, una entidad dependiente de la Xunta de Galicia en este asunto?
3. ¿Qué se va a hacer con los residuos depositados durante años en un vertedero no autorizado?
4. ¿Cómo no se enteró SIGRE durante 8 años de que no se ejecutaba la incineración? ¿Nunca visitó la planta?

Todo ello, logicamente, con la mínima transparencia, pues el comunicado final de estas tres entidades, ni siquiera figura, a fecha de hoy, en la web de SIGRE, que por otro lado, presenta su memoria de RSC de 2009 (en la que no sabemos si se dice algo de este asunto) y presume de altas calificaciones por el GRI.

Y con esta entrada, nos despedimos hasta septiembre. Van 27 entradas desde aquella titulada "Farmacia y RSC: ¿un concepto nuevo?" con la que iniciamos el blog el 07/12/09.
¡Que el esfuerzo haya servido para algo!
.